OFERTA ESPECIAL BLACK FRIDAY - PRECIO ESPECIAL + ENVÍOS GRATIS VER OFERTA

¿Qué es un coche inteligente?

Los avances tecnológicos están a la orden del día en casi todos los aspectos de nuestra vida: en la medicina, por ejemplo, se lanzan al mercado dispositivos que facilitan la vida diaria de las personas y, gracias a estas innovaciones, se realizan cirugías cada vez más complejas con la mínima invasividad.

En el mundo de la automoción pasa de la misma manera. Por eso, actualmente, las marcas de automóviles se afanan en producir el mejor coche inteligente. Con este tipo de vehículos se hace cada día más fácil la conducción.

Por un lado, las tecnologías ayudan gradualmente a que se necesite cada vez menos la intervención del humano durante la marcha. Y por el otro, porque existen distintos elementos -como la conectividad o las apps- que facilitan y mejoran la experiencia del conductor y los pasajeros, y que potencian la concepción de la inteligencia del vehículo.

Cómo definir un coche inteligente

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, inteligente, cuando se refiere a un mecanismo o sistema, quiere decir que “están controlados por computadora y son capaces de responder a cambios del entorno para establecer las condiciones óptimas de funcionamiento sin intervención humana.”

Siguiendo esta definición, un coche inteligente es un vehículo que permite la circulación por carretera sin que sea necesaria la acción directa de alguna persona. Esto quiere decir que el coche inteligente podrá dar respuesta a las modificaciones y circunstancias que se producen durante la marcha, sin que quien está en el asiento del conductor tenga que intervenir.

Historia del coche inteligente

Aunque parezca un invento muy actual, lo cierto es que los primeros avances en la producción de un coche inteligente datan de 1939 y que fue a finales de los años 80 cuando Ernst Dickmanns, profesor alemán de una universidad de Múnich, diseñó y construyó el primer coche autónomo moderno de la mano de Mercedes Benz.

A este primer ejemplar de coche inteligente le siguieron otros tres modelos en años posteriores, todos a cargo de Dickmanns. En 2004, fue una agencia estadounidense la que impulsó su avance gracias a un campeonato anual de coches inteligentes.

Y poco después llegó el Google Car, del gigante de internet, que terminó por afianzar el mercado del coche inteligente a nivel internacional. En los últimos años ya son múltiples las marcas que han incursionado en el diseño y fabricación de algún modelo de este tipo.

El debate sobre la inteligencia en el coche

A pesar de que no es un invento nuevo y ya se trabaja activamente en el coche inteligente en infinidad de potencias automotrices, su funcionamiento genera cierta discrepancia de opiniones entre los expertos.

Las mayores dudas en torno al coche inteligente radican en la seguridad. Son muchas las voces que aseguran que ante cualquier fallo de la tecnología instalada en el vehículo autónomo se pone en riesgo no solo a los ocupantes del vehículo sino también al entorno.

Este acalorado debate surgido alrededor del coche inteligente tiene su origen en los accidentes sufridos por algunos modelos en los últimos años, que pusieron en duda la fiabilidad de sus sistemas de automatización.

Sin embargo, aunque el debate sigue abierto, dado el momento, serán las legislaciones de seguridad vial y de tráfico nacionales e internacionales las que tengan que regular el funcionamiento del coche inteligente en carretera.

Niveles de autonomía en el coche

Ya hemos hablado un poco de las generalidades del coche inteligente o autónomo, y ahora toca determinar cuáles son las tecnologías o sistemas que hacen a estos vehículos capaces de convertirse en autónomos.

Lo primero que hay que saber es que existen diferentes tipos de niveles de autonomía en un coche inteligente. En general, se clasifican en cinco etapas diferentes:

Coches inteligentes con asistentes a la conducción

Se trata de los coches que tienen instalados sistemas de control de velocidad de crucero o los sistemas que alertan del cambio de carril del coche.

Coches medio autónomos

Son los coches que combinan los dos sistemas mencionados anteriormente.

Coche con autonomía controlada

En estos casos, el coche inteligente ya puede identificar el entorno, analizar y actuar ante imprevistos. En este nivel está el cambio automático de carril del vehículo o la capacidad de frenar sin la intervención humana en caso de anticipar un posible accidente.

Coches con alto grado de automatización

En este nivel la intervención humana ya solo es necesaria a modo de supervisión, pero el vehículo es capaz de circular sin intervención.

Automatización absoluta

En estos casos no es necesaria ni la supervisión humana, ya que el coche inteligente puede desplazarse solo y actuar ante cualquier imprevisto, incluso en situaciones límite.

Las principales tecnologías del coche inteligente

Aunque ya se han mencionado a modo de ejemplo algunos de los sistemas que han ido haciendo crecer y evolucionar al coche inteligente como vehículo cada vez más autónomo para la conducción, vamos a detallar las principales tecnologías que están cada vez más a la orden del día.

Tecnologías inteligentes

Asistentes de aparcamiento

Es una de las tecnologías más comunes, y su funcionamiento mejora con cada nuevo vehículo que se produce. Es una ayuda eficaz, sonora y visual a la hora de estacionar el coche inteligente.

Regulación de velocidad

Otro elemento conocido por quienes han comprado vehículos de hace 10 años a esta parte. La posibilidad de quitar el pie del acelerador en autopista y que el coche se mantenga a la misma velocidad.

Asistente de cambio de carril

Una tecnología muy ligada a la seguridad vial, que evita que el coche cambie de carril sin señalizar.

Llamada de emergencia

Cada vez más marcas incluyen esta tecnología. El coche inteligente llamará automáticamente a un asesor en caso de que se produzca un accidente, y si este no consigue hablar con los ocupantes del vehículo, se avisará directamente a los servicios de emergencia.

Control de la puerta de garaje

El control y monitorización de las puertas de garaje es otro adelanto que va ganando fuerza. En este contexto, conviene destacar que HOMYHUB posibilita estas funciones con los coches de la escudería Ford, lo que supone toda una revolución.

Realidad aumentada

Circular casi como si se estuviera dentro de algún videojuego, con avisos, indicaciones de recorrido y aspectos técnicos del coche inteligente mostrados directamente en el parabrisas.

Conducción autónoma

Lo que se llama comúnmente piloto automático. Un coche inteligente que puede realizar desplazamientos sin que ningún humano intervenga. Una tecnología muy avanzada que dentro de poco será cada vez más común.