OFERTA ESPECIAL BLACK FRIDAY - PRECIO ESPECIAL + ENVÍOS GRATIS VER OFERTA

Ventajas de usar el móvil como cámara de seguridad

Los costosos y complejos sistemas de videovigilancia que, hasta no hace muy poco, monopolizaban el mercado, ya son tecnología pasada. Ahora, la posibilidad de usar el móvil como cámara de seguridad ha revolucionado el mundo de la vigilancia. Con una mínima inversión, podemos saber qué está ocurriendo en nuestra casa aunque estemos a miles de kilómetros de ella.

Los sistemas de monitoreo se han vuelto cada vez más accesibles y simples de operar. Los avances y progresos de la conectividad dentro de los hogares ha sido la gran clave de esta transformación. Las cámaras de vigilancia se integran a la red doméstica, como un dispositivo más, lo que posibilita usar el móvil como una cámara de seguridad.

De esta manera, los usuarios pueden controlar la seguridad de su casa, empresa o comercio desde el teléfono móvil sin necesidad de contratar a ninguna empresa de monitoreo.

Vigilancia y conexión

Usar el móvil como cámara de seguridad es más sencillo de lo que parece. Lo primero que hay que saber es que a los equipos de seguridad que se venden hoy en el mercado se los conoce como “cámaras IP (Internet Protocol)”. Estos dispositivos vienen preparados para conectarse a una red wifi.

Hasta hace poco, solo existían las cámaras CCTV, que creaban un circuito de televisión cerrado en el hogar y que estaban conectadas a una empresa de seguridad.

Los usuarios tienen muchas ofertas de equipos de videovigilancia, aunque hay dos pensados para los hogares:

  • Cámaras compactas bullet: tienen forma cilíndrica y son visibles, por lo que tienen además un valor disuasorio. Se suelen utilizar en los exteriores.
  • Domo: estas cámaras se caracterizan por estar dentro de una semiesfera. Son muy discretas, ideales para interiores. Se instalan en techos y en paredes.

Ambas cámaras pueden ser fijas o móviles, según la elección del usuario. También cuentan con “objetivos motorizados” para poder hacer encuadres a objetos y acercamientos a personas desde el móvil.

Usar el móvil como cámara de seguridad es, además, sinónimo de calidad de las imágenes que quedan grabadas. La mayoría de estos dispositivos son capaces de grabar en resoluciones HD (1280 x 720 píxeles) y algunos lo hacen en Full HD (1920 x 1080 píxeles).

Una mejor resolución permite captar más detalles, como los rasgos físicos de un rostro o la matrícula de un coche. Usar el móvil como cámara de seguridad también permite visualizar lo que ocurre en el interior de un hogar durante la oscuridad de la noche.

La mayoría de las cámaras vienen con visión nocturna, con el modo IR (infrarrojo) instalado. Tienen pequeñas lámparas LED alrededor del objetivo que emiten luz infrarroja, lo que posibilita imágenes de mucha calidad, tanto de día como de noche.

Las cinco ventajas de usar el móvil como cámara de seguridad

Son muchas las ventajas de usar el móvil como cámara de seguridad, desde la tranquilidad de poder monitorear nuestra propiedad las 24 horas del día, hasta la mínima inversión que se necesita para instalar una sistema de vigilancia que, hasta hace poco, se consideraba un lujo.

  • Vivir con una preocupación menos: ganar en paz mental en materia de seguridad no es poca cosa. Al usar el móvil como cámara de seguridad sabemos que podemos observar nuestro hogar o nuestro comercio en cualquier momento (día y noche) y en cualquier lugar, a 50 metros o a cientos de kilómetros.
  • Efecto disuasorio: si quien quiere violar nuestra propiedad advierte que hay cámaras en casa, probablemente desista de su idea.
  • Imágenes grabadas: al estar monitoreado los 365 días del año, la propiedad vigilada va a contar con un permanente archivo de imágenes, es decir que en caso de sufrir un robo, tendremos guardado todo lo que ha sucedido. De esta manera, nuestra denuncia tendrá más sustento ante la policía.
  • La ventaja económica: uno de los grandes beneficios de usar el móvil como cámara de seguridad. Los dispositivos tienen un precio muy económico, por lo que se trata de un bien/servicio bastante asequible.
  • Vigilancia intrafamiliar: este sistema de vigilancia es muy útil para ver cómo están los más pequeños cuando uno no está en la casa. También sirve para monitorear a las mascotas.

Qué se necesita para usar el móvil como cámara de seguridad

Para disfrutar de cámaras de vigilancia IP en nuestras casas no se necesita más que una conexión a internet, un smartphone, una aplicación y un correcto proceso de instalación:

  • Red wifi: para usar el móvil como cámara de seguridad debemos tener una buena conexión a internet, lo que permitirá grabaciones y transmisiones de calidad.
  • Smartphone o tablet: la cámara transmitirá las imágenes de nuestro hogar a un teléfono inteligente o tableta con conexión a internet. Con una aplicación podremos controlar y visualizar las diferentes cámaras instaladas. La opción del ordenador también es válida, aunque limita mucho el servicio. Al usar el móvil como cámara de seguridad vamos a tener acceso permanente a las imágenes.
  • Instalación correcta y estratégica: las cámaras deben colocarse de forma planificada para poder tener imágenes de todos los rincones de la casa. Por ejemplo: la puerta principal y las ventanas deben de entrar en los encuadres.

Para evitar dudas y fallos, siempre es mejor confiar en empresas como HOMYHUB, líder en dispositivos para abrir y cerrar el garaje con el móvil, que permite controlar la puerta de esta parte de la casa en tiempo real y con un registro automático sobre todo lo que sucede cuando alguien ingresa a la cochera.

Vigilancia segura

Muchos usuarios se preguntan si es seguro usar el móvil como cámara de seguridad. La respuesta es sí. Las cámaras IP son muy fiables debido a que utilizan protocolos de seguridad privados, lo que quiere decir que nadie puede acceder a los dispositivos sin autorización y sin la contraseña correspondiente.

Los especialistas en tecnología y seguridad recomiendan tener una red wifi segura y encriptada (protocolo WPA2-PSK), evitar las redes públicas y ajenas, generar usuarios con contraseñas propias (perfiles únicos),  actualizar los softwares de forma permanente, y tener el desbloqueo seguro en los móviles.