35 minutos para llegar a Porsche

35 minutos para llegar a Porsche

 

Tras salir de la estación de metro, entramos en un edificio cubiertos de sudor, y la persona de recepción nos pidió que nos apresuráramos a subir al segundo piso. Debíamos realizar nuestra presentación en las oficinas de Porsche para participar en el Porsche Everyday Challenge, y al ser la última startup en presentar su proyecto, llegábamos justo a tiempo.

Todavía nos estábamos recuperando de la visión del maravilloso e impresionante modelo que había en el sótano. Se trataba de un Porsche blanco en exposición, en cuyo brillante capó uno podía observar su propio reflejo. Todo eso había sucedido en menos de 12 segundos, y ahora nos encontrábamos en el segundo piso, recobrando el aliento y tomando sorbitos de agua de una botellita que tenía grabado el logotipo de Porsche. Toda la escena y los siguientes 30 minutos fueron como viajar en un superdeportivo.   

 

Al ser la última startup en presentar, podíamos notar la impaciencia del público y de los miembros del jurado, ya que ellos llevaban allí sentados las últimas tres horas, y nosotros sólo cinco minutos. Pero, cuando la pantalla se iluminó con el logotipo de HomyHub y Enzo comenzó su presentación, pude ver cómo se le ponían los pelos de punta al tipo que estaba enfrente de mí. Durante ocho minutos y treinta y cinco segundos, todo el mundo fijó sus ojos en la presentación de Enzo y escuchó con atención cada una de sus palabras. Habló de cómo HomyHub ha demostrado que no sólo es una solución para abrir la puerta del garaje desde el teléfono, sino que, como han reconocido sus primeros usuarios y algunas empresas de gran prestigio, se trata además de una solución de movilidad inteligente revolucionaria que no sólo destaca en el aspecto logístico, sino también en el terreno de la economía colaborativa y la conectividad automovilística. Una solución que beneficia a empresas como Porsche y a sus usuarios.

 

Pocas preguntas y treinta minutos después, la sesión de presentaciones había terminado. Sólo le dirigí una breve sonrisa a Enzo y levanté mis pulgares en señal de aprobación porque lo siguiente me pareció un elixir: cerveza fría servida en un vaso cristalino y acompañada de unas tapas verdaderamente deliciosas. Exactamente veinte minutos después nos pidieron que pasáramos a la siguiente sala. Se suponía que, de todas las presentaciones, solamente una llegaría a la final.

 

Ahora nos espera febrero, que será cuando las quince startups finalistas realicen sus presentaciones, y de esas quince ocho serán seleccionadas para participar en el Porsche Acceleration Program.

 

Tanto a HomyHub como a todo su equipo les hace mucha ilusión este evento y tienen muchas ganas de aprovechar al máximo todo el potencial de los garajes.

 

 

 

Deja un comentario