OFERTA ESPECIAL BLACK FRIDAY - PRECIO ESPECIAL + ENVÍOS GRATIS VER OFERTA

Vigilar la puerta del garaje desde el móvil

Usar el móvil como cámara se seguridad para vigilar la puerta del garaje se ha transformado en la solución más práctica y sencilla de cara a una necesidad -la de custodiar los hogares en tiempo real- que siempre fue muy costosa. Hoy en día existen dispositivos y aplicaciones que permiten ver en las pantallas de nuestros teléfonos todo lo que ocurre en aquellos sitios (una casa, una segunda residencia, un comercio, etc.) que queremos monitorear.

La revolución tecnológica permite que una cámara de seguridad sea capaz de enviar una alerta de movimiento a un teléfono móvil cuando detecta alguna anomalía, por ejemplo, en la puerta de una propiedad. Su dueño puede recibir estas notificaciones aún estando lejos de las instalaciones y hacer un simple movimiento de dedo para observar la vigilancia remota.

¿Cómo vigilar la puerta del garaje desde el móvil?

Lo primero que hay que saber: las cámaras de seguridad para ver desde el móvil funcionan a través de internet. Se conectan a un router y transmiten las imágenes que captan a nuestros teléfonos móviles.

Esto es posible porque todo router tiene una IP única en todo el mundo. La cámara de vigilancia envía información a este aparato, que acto seguido envía esa transmisión al móvil seleccionado, que a su vez interpreta los datos recibidos a través de una aplicación diseñada con ese fin.

Para usar el móvil como una cámara de seguridad es muy importante tener en cuenta la “funcionalidad de visualización remota”, la herramienta que permite a una cámara enviar información a dispositivos portátiles (ordenadores, tabletas y teléfonos inteligentes).

Básicamente, debes comprobar siempre que la cámara de seguridad sea compatible con Android o iOS y que pueda conectarse sin ningún tipo de inconveniente a tu teléfono móvil.

También es fundamental instalar correctamente todos los dispositivos para poder usar el móvil como una cámara de seguridad. No alcanza con una muy buena conexión a internet. Es necesaria una estrategia de ubicación. Las cámaras deben estar colocadas en aquellos ángulos que permitan acceso a imágenes de cada rincón de la casa. Es fundamental, por ejemplo, tener controladas tanto la puerta principal como las ventanas del inmueble.

Para evitar dudas y fallos, siempre es mejor confiar en empresas como HOMYHUB, líder en dispositivos para abrir y cerrar el garaje con el móvil, que permite controlar la puerta de esta parte de la casa en tiempo real y con un registro automático sobre todo lo que sucede cuando alguien ingresa a la cochera.

Seis ventajas de usar el móvil para vigilar la puerta del garaje

Son muchas las ocasiones en las que uno quiere tener la tranquilidad de que su casa está segura y vigilada. Qué mejor que estar de vacaciones y tener la posibilidad de “pispear” si todo está en orden. Hay seis grandes ventajas de usar el móvil como cámara de seguridad:

  • Ganar en tranquilidad: es la principal ventaja, por la que muchas personas deciden usar el móvil como cámara de seguridad. Uno sabe que en cualquier lugar y momento puede observar lo que ocurre en su hogar. Evita miedos, preocupaciones y paranoias.
  • Efecto disuasorio: las cámaras de seguridad suelen funcionar como repelente para los ladrones. Si el intruso sabe que la casa está monitoreada, difícilmente se animen a entrar.
  • Imágenes las 24 horas y los 365 días del año: al usar el móvil como cámara de seguridad no solo se puede visualizar lo que ocurre en tiempo real, sino que también las imágenes quedan guardadas y almacenadas para la correspondiente denuncia ante las autoridades policiales.
  • La posibilidad de alerta: la vigilancia en directo permite contactar con la policía en caso de detectar cualquier irregularidad o anomalía.
  • Contención familiar: este sistema es ideal para saber qué hacen los más pequeños cuando los padres están fuera de casa. También es de mucha utilidad para vigilar a las mascotas.
  • Precios muy económicos: usar el móvil como cámara de seguridad está al alcance de casi todos los bolsillos. Hay cámaras de vigilancia IP muy baratas hoy en el mercado.

Diferencias entre cámaras IP y cámaras CCTV

Hay dos tipos de cámaras de seguridad para vigilar una propiedad. Las IP son aquellas cámaras que funcionan sobre el protocolo de internet. No necesitan de un ordenador para transmitir las imágenes de vídeo en línea. Esa es la principal diferencia con las cámara web. El tipo y la velocidad de conexión son claves en este sistema. Las cámaras IP son ideales para usar el móvil como cámara de seguridad.

Las otras cámaras, las CCTV, funcionan como un circuito de televisión cerrado dentro del hogar. No dependen de una conexión a internet. Están conectadas a una central que depende de una empresa de seguridad.

Esta central recibe todas las imágenes, las cuales no se transmiten al teléfono móvil del usuario. Estas cámaras son más caras y más complejas de instalar. El aspecto positivo: disponen de una mayor fiabilidad de imagen y son muy difíciles -prácticamente imposible- de sabotear.

¿Es seguro usar el móvil como cámara de seguridad?

Una de las mayores preocupaciones de quienes deciden instalar una cámara IP es su supuesta vulnerabilidad. Si bien no son 100% seguras como las cámaras CCTV, son muy fiables debido a que utilizan protocolos de seguridad privados, lo que quiere decir que nadie puede acceder a los dispositivos sin autorización y sin la contraseña correspondiente.

Así y todo, siempre es bueno tener en cuenta estas recomendaciones al decidir usar el móvil como cámara de seguridad.

  • Red wifi segura: es necesario que la red wifi esté encriptada (protocolo WPA2-PSK), y configurada con una contraseña segura. Se recomienda siempre cambiar la contraseña que viene por defecto.
  • Usuarios con contraseña propias: la mayoría de las cámaras permiten crear varios perfiles de acceso, que requieren otra contraseña.
  • Actualizar los softwares: es importante que tanto las aplicaciones que se necesitan para visualizar las imágenes en los móviles como las cámaras funciones con las últimas actualizaciones.
  • Desbloqueo seguro: nunca está de más dotar al teléfono móvil de una contraseña, un patrón, una huella dactilar o reconocimiento facial.
  • Evitar redes ajenas: la conexión wifi tiene que ser totalmente segura y encriptada. Caso contrario, las imágenes que captan las cámaras pueden ser transmitidas a dispositivos ajenos.