ÚLTIMOS DÍAS DEL SUMMER SALE - PRECIO ESPECIAL + ENVÍOS GRATIS VER OFERTA

Tipos de mando de garaje

Elegir el mejor mando de garaje requiere de información y conocimiento. Son muchos los detalles técnicos a tener en cuenta a la hora de comprar un mando a distancia de garaje para poder ingresar y salir de la manera más fácil, cómoda, segura y rápida de nuestra plaza de garaje.

No descubrimos nada si decimos que las puertas automáticas han mejorado la accesibilidad de las cocheras. Pero estas puertas no funcionan por sí solas. Necesitan un mando de garaje.

La primera gran diferencia que existe entre los mandos a distancia de garaje es el código: fijo o variable.

  • Mandos de garaje con código fijo: son aquellos que siempre emiten el mismo código y, por lo tanto, menos confiables y seguros.
  • Mandos de garaje con código variable: son dispositivos que tienen un código interno que va variando y cambiando. Siempre es distinto al anterior. Esta numeración puede venir programada de fábrica o puede grabarse en una consola a nivel de programación. Este tipo es el más seguro y el más utilizado en la actualidad. Es prácticamente imposible que la apertura de la puerta se realice a través de una interferencia.

La gran ventaja de los mandos de garaje con código fijo es la facilidad para hacer copias, una necesidad muy recurrente en caso de garajes compartidos. El código fijo no suele dar problemas en las copias. Los códigos variables sí. Lo mejor en este último caso es que la copia la haga directamente la marca o empresa instaladora.

Las frecuencias en un mando a distancia de garaje

La frecuencia de un mando de garaje es el canal por el que viaja la señal. Es el “hilo invisible” que conecta el dispositivo con la puerta del garaje.

En la actualidad, las marcas usan dos: la frecuencia 433,92 MHz y la frecuencia 868 MHz. Hay frecuencias que operan con 26,996 MHz y 40,685 MHz, denominados de cuarzo o Quartz. Sin embargo están en desuso y las principales marcas de los mandos de garaje ya no las utilizan.

Muchos especialistas de seguridad recomiendan cambiar, cada tanto, la frecuencia. Se trata de una operación bastante simple que cualquier conductor puede realizar.

Tipos de mandos a distancia para la puerta de un garaje

El código y la frecuencia son las clasificaciones más básicas y elementales de un mando de garaje. Pero hay más. La cantidad de botones es otro aspecto a tener muy en cuenta.

Hay mandos con dos, tres y hasta cuatro botones. La cantidad depende de las puertas que controle el usuario. No es lo mismo una accesibilidad simple (solo la puerta de garaje) que una accesibilidad múltiple (la puerta de garaje, la puerta del ascensor y las luces del recinto, por ejemplo).

Hoy el mercado ofrece mandos a distancia de garaje con dos canales para poder abrir dos puertas automáticas. También hay mandos con cuatro canales: cuatro apertura simultáneas.

Ambos modelos pueden utilizarse con un llavero de proximidad, una de las últimas tecnologías del rubro. Se trata de un pequeño y práctico dispositivo para llevar junto con las llaves. La puerta se activa al acercarse, sin necesidad de pulsar ningún botón.

 

Funcionamiento de los mandos de garaje

En lo que respecta al funcionamiento, cada fabricante tiene su propio software que comunica al emisor (el mando a distancia) con el receptor (circuito electrónico de la puerta de garaje). Las empresas suministradoras de mandos a distancia asignan códigos únicos para cada propietario de estos dispositivos.

Esto quiere decir que el mercado tiene una extensa base de datos con todos los códigos de los clientes. En caso de pérdida o sustracción sólo es necesario sustituir el código de ese usuario. En el caso de un garaje comunitario, no hace falta cambiar los mandos a distancia del garaje de todos los propietarios. Los códigos personalizados han revolucionado la apertura de las cocheras.

 

Abrir la puerta del garaje desde el móvil

Para no tener que pensar en el código, la frecuencia o la cantidad de botones, cada vez más usuarios eligen la opción inteligente que ofrece HOMYHUB, empresa que convierte a los garajes en centros inteligentes para que puedan abrirse y cerrarse sin necesidad de ningún aparato. Los garajes pueden potenciarse con un dispositivo fácil de instalar y una aplicación sencilla de usar, intuitiva y rápida.

Una vez instalado y configurado el servicio (dos procesos muy simples) solo se necesita descargar una aplicación. Con esta app, el usuario puede controlar, monitorear y administrar los puntos de acceso, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Se trata de un sistema tan práctico que no es necesario tener WiFi en el garaje. Funciona en una distancia de hasta 50 metros con la fuente de conexión.

La conexión puede ser inalámbrica (copiando tu mando si es de tipo código fijo, 433/868 Mhz) o cableado (al cuadro de control, universal, sin importar marca o modelo) del automatismo de tu puerta de garaje.

 

Ventajas del acceso remoto a un garaje

Al desprenderse de los mandos de garaje, los conductores ganan en seguridad, comodidad y agilidad, entre otros tantos beneficios.

  • El ahorro: se trata de un servicio que permite ahorrar los costes, tanto en mandos como en gastos de vigilancia.
  • Seguridad: es más fiable que la mayoría de las instalaciones remotas. Por ejemplo: reduce la piratería en mandos a distancia.
  • Control de accesos: aporta un valor añadido al administrador por su comodidad para realizar el control (acceso desde cualquier ordenador con conexión a Internet).
  • Datos en tiempo real: suministra información valiosa para la toma de acción. Se puede monitorizar la puerta a cualquier hora y desde cualquier distancia.
  • Eficiencia: el administrador autoriza el acceso y el horario de entrada-salida. Todo queda automatizado. Esto mejora la eficiencia.
  • Sin descargas: no requiere descarga de ninguna aplicación adicional, es muy fácil de usar.
  • Compatibilidad: se trata de un servicio compatible con otros sistemas de apertura ya instalados y funciona en paralelo.